Ir al contenido principal

RECURSOS HUMANOS 4.0: EL VALOR DEL EQUIPO. ¿Son los trabajadores un activo, un pasivo o un gasto?


Es relativamente común y sobre todo en tiempos de crisis referirse a los trabajadores tanto del sector público como del privado en términos de coste y de gasto.

Gasto que se produce con la contabilización del salario y que cuando la actividad de las empresas decae y los ingresos no cubren los gastos parece pesar como una losa en la cuenta de resultados de las empresas.

Obviamente cuando la producción disminuye lo hacen las horas de trabajo, pero que es mejor ¿despedir trabajadores, reducir jornadas o hacer un expediente de regulación?

Sin olvidarnos de coste salarial, pensemos en la inversión realizada en un trabajador, en sus conocimientos adquiridos en su bagaje por la empresa, en su importancia dentro del equipo, en la inversión realizada en formación, y yendo un poco más atrás podemos incluso valorar la formación realizada por ese trabajador antes de incorporarse a la empresa y de su experiencia adquirida previamente a la incorporación.

Pensemos por ejemplo en una asesoria en donde el verdadero valor esta en los conocimientos de las personas que ofrecen el servicio de asesoramiento a los clientes. Donde esta el valor, en lo que queda de amortizar de equipos informáticos, programas o mobiliario o en el equipo que compone la plantilla, en sus relaciones con sus clientes, en la formación acumulada, etc.

Si consideráramos la selección española de fútbol como si fuera una sociedad, en la que su director Vicente del Bosque fuera evaluado por los resultados de su equipo. ¿cuál sería el valor de este equipo que lo ha ganado todo y obtiene un resultado de 4 goles a 0 frente a Italia en la final de la Eurocopa?



En lo relativo a futbolistas el trato contable que prevén las Normas de Adaptación del Plan General de Contabilidad a las Sociedades Anónimas Deportivas es el de considerar los gastos de adquisición de jugadores como un activo inmaterial, recogido en la cuenta 215. “Derechos de adquisición de jugadores”, al producirse dichos gastos como consecuencia de una transacción onerosa y solo por el importe del “transfer”. Esta cuenta se amortizará en función del tiempo de duración del contrato.

En el punto 5.e de las normas de valoración se dice que por derechos de adquisición de jugadores se entiende el importe devengado por la adquisición de un determinado jugador (nacional o extranjero) procedente de otra entidad. En este importe se incluirán todos los gastos realizados que sean necesarios para la adquisición de este jugador”.

Sin embargo, los jugadores parecen no tener un valor hasta que son transferidos, por lo que un equipo que ganara la liga con todos sus jugadores canteranos aparentemente no tendría un gran valor en balance.

Se debería de buscar la forma de reflejar en balance el valor de las personas, ya que pueden valer más que cualquier otro activo de la empresa, de hecho una empresa son las personas que la componen, y en ocasiones la sustitución de cualquier empleado acarrea unos costes de adaptación del nuevo empleado o por la formación de este.

Cual es la perdida de valor del balance España por la perdida de todo el Know How que se esta perdiendo con despidos indiscriminados y el cierre de empresas.

Es el despido de los empleados lo que provoca la salida de la crisis de las empresas, o es la perdida de este Know How y los costes asociados a la salida de estos empleados lo que acaba precipitando su cierre.

Entiendo que las empresas en ocasiones tengan que ajustar plantillas, pero antes de centrarse en despedir empleados, deberían de buscar nuevos horizontes que permitieran sacarle rentabilidad al Know How que tienen.

Aunque también hay que reconocer que en ocasiones hay empleados que actúan como pasivos, drenando recursos de la empresa y minando la productividad del resto del equipo. En este caso como pasivos costosos que son deben de amortizarse con la mayor celeridad posible.

Comentarios

Entradas populares de este blog

PLAZOS PARA LA DEVOLUCIÓN DE RECIBOS O ADEUDOS DOMICILIADOS SEGÚN LA LEY 16/2009 Y LA INSTRUCCIÓN SNCE/A/05/853

Con la entrada en vigor el 4 de diciembre de la Ley 16/2009 , de 13 de noviembre, de servicios de pago, se regula expresamente en la misma el derecho de los clientes a devolver los recibos con domiciliación bancaria o adeudos domiciliados, cobrando especial importancia la autorización expresa para emitir giros derivados de las facturas generadas. Con la nueva Ley se distinguen dos plazos para dar la orden de devolución, que se aplican en función de si el cargo en cuenta estaba o no previamente autorizado. Para considerar autorizada una operación de pago será necesario acreditar el consentimiento previo para su ejecución, lo cual conseguiremos mediante un escrito en el que confirmaremos la cuenta bancaria y solicitaremos expresamente el permiso para emitir contra dicha cuenta los giros generados como consecuencia de la relación comercial entre las compañías. Este consentimiento puede ser retirado salvo que la orden de pago emitida sea ya irrevocable, de conformidad con el art.37 de la

Modelo de carta liberatoria del acreedor a efectos de baja del fichero de morosos del RAI

FECHA (NOMBRE DEL ADMINISTRADOR EMPRESA ACRREDORA), con DNI:..................................., como administrador de la empresa..............................................., con C.I.F.:.............................., con domicilio social en........................................ CERTIFICA: Que (NOMBRE DE LA EMPRESA ACREEDORA), ha recibido de la empresa (NOMBRE DE LA EMPRESA DEUDORA), con CIF: ....................., el importe de ..............euros correspondientes al pagaré número ...................por importe de ..................... y con vencimiento ................. más los gastos de devolución. Y para que así conste, lo firma,

MODELO DE CONTRATO DE PRÉSTAMO MERCANTIL EN LAS OPERACIONES VINCULADAS

En _____, a __ de _______ de 20__ REUNIDOS De una parte, D. ______________________, mayor de edad, de nacionalidad española, con D.N.I número _____________  y domicilio en _____________________ _________________________, en calidad de _____________ y  actuando en su propio nombre y representación de la sociedad  __________________ , con C.I.F. nº  __________ y con domicilio a efectos de notificaciones en _____________ ____________________________ , constituida por tiempo indefinido en escritura otorgada por el  Notario__________________________________________________.  En adelante, en el presente contrato esta parte será también denominada como “Prestamista”. Por otra parte,  D. ______________________, mayor de edad, de nacionalidad española, con D.N.I número _____________  y domicilio en _____________________ _________________________, en calidad de _____________ y  actuando en su propio nombre y representación de la sociedad  __________________ , con