Ir al contenido principal

ANALISIS DE LA NORMA DE VALORACIÓN 9ª DEL NPGC DE PYMES PARA LA CONTABILIZACIÓN DE PRÉSTAMOS BANCARIOS Y CONTRATOS DE ARRENDAMIENTO FINANCIERO

El 16 de noviembre se aprueban los reales decretos 1514/2007 y 1515/2007, por el que se aprueban el Plan General de Contabilidad y el Plan General de Contabilidad para las Pequeñas y Medianas Empresas y los criterios contables específicos para microempresas, con vigencia desde el 1 de enero de 2008.

Uno de los cambios que se introducen tanto en el nuevo plan de PYMES como en el de grandes empresas es relativo a la contabilización de los pasivos financieros. En ambos planes de dice que los pasivos financieros incluidos en esta categoría se valorarán por su coste amortizado (nominal menos los gastos de formalización) y que los intereses devengados se contabilizarán en la cuenta de pérdidas y ganancias, aplicando el método del tipo de interés efectivo.

La aplicación de este método supone tener que recalcular la tabla de amortización de los préstamos o contratos de arrendamiento financiero aplicando el tipo de interés efectivo, algo que complica significativamente la contabilización de dichas operaciones. Si nuestro programa de contabilidad no dispone de una herramienta que nos permita hacer la nueva tabla de amortización podemos realizarla en una hoja de calcula o intentar buscar una en Internet, y una vez obtenida tenemos que calcular la diferencia entre los intereses pagados al banco en la correspondiente liquidación y los intereses devengados al tipo de interés efectivo.

En el caso de una operación de préstamo la forma de contabilizarlo sería:

1. Por la concesión:

Bancos (Nominal- gastos formalización)

a deudas a C/P con entidades de crédito (520)
a deudas a L/P con entidades de crédito (170)
---------x-----------

2. Por la contabilización del pago de los intereses y la amortización de la deuda según la liquidación practicada por la entidad financiera.

Intereses de deudas (662)
Deudas a C/P con entidades de crédito (520)

a Bancos (572)
---------x-----------

3. En este mismo momento debemos imputar como gasto la parte correspondiente de los gastos de formalización que hemos obtenido de la diferencia de la tabla de amortización facilitada por el banco y la nueva tabla que nos ha facilitado los intereses devengados al tipo de interés efectivo.

Intereses de deudas (662)

a deudas a C/P con entidades de crédito (520)
--------x-----------

4. Por la reclasificación de la deuda a C/P.

Deudas a L/P con entidades de crédito (170)

a deudas a C/P con entidades de crédito (520)
--------x-----------

En lo relativo a la valoración inicial de estos pasivos financieros tanto el Plan General de Contabilidad como el Plan General para Pymes coinciden en el siguiente párrafo:

Valoración inicial

Los pasivos financieros incluidos en esta categoría se valorarán inicialmente por el coste, que equivaldrá al valor razonable de la contraprestación recibida ajustado por los costes de transacción que les sean directamente atribuibles”.

Sin embargo el Plan de Pymes continúa diciendo:

“no obstante, estos últimos, así como las comisiones financieras que se carguen a la empresa cuando se originen las deudas con terceros, podrán registrarse en la cuenta de pérdidas y ganancias en el momento de su reconocimiento inicial.”

Valoración posterior

“Los pasivos financieros incluidos en esta categoría se valorarán por su coste amortizado. Los intereses devengados se contabilizarán en la cuenta de pérdidas y ganancias, aplicando el método del tipo de interés efectivo.”

No obstante aunque se nos especifica claramente que los intereses se deben de contabilizar aplicando el método del tipo de interés efectivo, si imputamos a pérdidas y ganancias los costes de transacción y las comisiones financieras en el momento de su reconocimiento inicial, el tipo de interés efectivo coincidirá con el tipo de interés nominal simplificando notablemente el registro de la operación al poder registrar las operaciones de acuerdo con la tabla de amortización facilitada por la entidad financiera.

En el caso de una operación de préstamo la forma de contabilizarlo sería:

1. Por la concesión:

Bancos (572)
Otros gastos financieros (669)

a deudas a C/P con entidades de crédito (520)
a deudas a L/P con entidades de crédito (170)
---------x-----------

2. Por la contabilización del pago de los intereses y la amortización de la deuda según la liquidación practicada por la entidad financiera.

Intereses de deudas (662)
Deudas a C/P con entidades de crédito (520)

a Bancos (572)
---------x-----------

3. Por la reclasificación de la deuda a C/P.

Deudas a L/P con entidades de crédito (170)

a deudas a C/P con entidades de crédito (520)
--------x-----------

Comentarios

Entradas populares de este blog

PLAZOS PARA LA DEVOLUCIÓN DE RECIBOS O ADEUDOS DOMICILIADOS SEGÚN LA LEY 16/2009 Y LA INSTRUCCIÓN SNCE/A/05/853

Con la entrada en vigor el 4 de diciembre de la Ley 16/2009 , de 13 de noviembre, de servicios de pago, se regula expresamente en la misma el derecho de los clientes a devolver los recibos con domiciliación bancaria o adeudos domiciliados, cobrando especial importancia la autorización expresa para emitir giros derivados de las facturas generadas. Con la nueva Ley se distinguen dos plazos para dar la orden de devolución, que se aplican en función de si el cargo en cuenta estaba o no previamente autorizado. Para considerar autorizada una operación de pago será necesario acreditar el consentimiento previo para su ejecución, lo cual conseguiremos mediante un escrito en el que confirmaremos la cuenta bancaria y solicitaremos expresamente el permiso para emitir contra dicha cuenta los giros generados como consecuencia de la relación comercial entre las compañías. Este consentimiento puede ser retirado salvo que la orden de pago emitida sea ya irrevocable, de conformidad con el art.37 de la

Modelo de carta liberatoria del acreedor a efectos de baja del fichero de morosos del RAI

FECHA (NOMBRE DEL ADMINISTRADOR EMPRESA ACRREDORA), con DNI:..................................., como administrador de la empresa..............................................., con C.I.F.:.............................., con domicilio social en........................................ CERTIFICA: Que (NOMBRE DE LA EMPRESA ACREEDORA), ha recibido de la empresa (NOMBRE DE LA EMPRESA DEUDORA), con CIF: ....................., el importe de ..............euros correspondientes al pagaré número ...................por importe de ..................... y con vencimiento ................. más los gastos de devolución. Y para que así conste, lo firma,

MODELO DE CONTRATO DE PRÉSTAMO MERCANTIL EN LAS OPERACIONES VINCULADAS

En _____, a __ de _______ de 20__ REUNIDOS De una parte, D. ______________________, mayor de edad, de nacionalidad española, con D.N.I número _____________  y domicilio en _____________________ _________________________, en calidad de _____________ y  actuando en su propio nombre y representación de la sociedad  __________________ , con C.I.F. nº  __________ y con domicilio a efectos de notificaciones en _____________ ____________________________ , constituida por tiempo indefinido en escritura otorgada por el  Notario__________________________________________________.  En adelante, en el presente contrato esta parte será también denominada como “Prestamista”. Por otra parte,  D. ______________________, mayor de edad, de nacionalidad española, con D.N.I número _____________  y domicilio en _____________________ _________________________, en calidad de _____________ y  actuando en su propio nombre y representación de la sociedad  __________________ , con