Ir al contenido principal

EL AVAL BANCARIO EN EL APLAZAMIENTO DE DEUDAS TRIBUTARIAS

Mediante la Orden EHA/1030/2009, se amplío de 6.000 € a 18.000 € el importe para aplazar o fraccionar sin garantías el pago de impuestos. Pero pudiera ser que necesitáramos aplazar deudas por importe superior a los 18.000€, en cuyo caso debemos acompañar a la solicitud de aplazamiento o fraccionamiento un compromiso de aval solidario de entidad de crédito o sociedad de garantía recíproca o un certificado de seguro de caución.

El requerimiento de un aval bancario para el aplazamiento puede desaconsejar el fraccionamiento o aplazamiento de los impuestos, siempre y cuando tengamos otras alternativas de financiación a C/P, ya que además del coste financiero del aplazamiento tendremos que afrontar el coste del aval frente a la entidad financiera.

El coste de un aval bancario puede variar mucho de unas entidades a otras, siendo las comisiones de gestión y formalización las que más encarecen los avales, pudiéndose encontrar importantes diferencias al respecto.

Por poner un ejemplo, un aval de unos 38.000 € nos puede generar unos costes de un 1,75% a la formalización y un 0,75% trimestral durante la vigencia del mismo.

Por otra parte el aval bancario para el aplazamiento de impuestos cubre el importe de la deuda en periodo voluntario, los intereses de demora que genere el aplazamiento/fraccionamiento y de un 25% de la suma de ambas partidas, con lo cual el importe a avalar excede sustancialmente del nominal de la deuda con la agencia tributaria.

Es importante destacar que el aval tendrá vigencia de al menos seis meses después del vencimiento del último plazo concedido en el acuerdo de aplazamiento/fraccionamiento, por lo que al hacer efectivo el último pago debemos exigir a Hacienda un certificado de haber pagado la deuda tributaria, o en su defecto la devolución del aval, con el objeto de cancelarlo y así evitar que la entidad financiera nos siga cobrando por un riesgo que no asume al estar dicha deuda saldada con el erario público.

Comentarios

Entradas populares de este blog

MODELO DE CONTRATO DE PRÉSTAMO MERCANTIL EN LAS OPERACIONES VINCULADAS

En _____, a __ de _______ de 20__ REUNIDOS De una parte, D. ______________________, mayor de edad, de nacionalidad española, con D.N.I número _____________  y domicilio en _____________________ _________________________, en calidad de _____________ y  actuando en su propio nombre y representación de la sociedad  __________________ , con C.I.F. nº  __________ y con domicilio a efectos de notificaciones en _____________ ____________________________ , constituida por tiempo indefinido en escritura otorgada por el  Notario__________________________________________________.  En adelante, en el presente contrato esta parte será también denominada como “Prestamista”. Por otra parte,  D. ______________________, mayor de edad, de nacionalidad española, con D.N.I número _____________  y domicilio en _____________________ _________________________, en calidad de _____________ y  actuando en su propio nombre y representación de la sociedad  __________________ , con

Mapeo de cuentas contables y desarrollo de planes de contabilidad

El uso de los mapas se remonta a los inicios de la humanidad con la finalidad de conocer el mundo que nos rodea. Un mapa es un instrumento de gran utilidad si no queremos perdernos. Si hacemos mapas según la RAE estamos mapeando. En lo referente a la contabilidad, es fundamental no perderse   y desde el descubrimiento del ábaco para ayudarnos en los cálculos hemos pasado a complejos planes contables, al uso de ERPs y programas de Business Intelligence. El mapeo de las cuentas contables y la correcta estructuración del plan contable de cada empresa es algo de gran importancia, no solo de cara a cumplir con los requisitos legales de presentación de cuentas, sino también de cara a obtener la máxima información de cara a la toma de decisiones. Una mala elaboración y estructuración de un plan contable en una empresa puede suponer grandes trastornos en el futuro así como la pérdida de información fundamental de cara a la toma de decisiones. Hace años tuve la oportunidad

¿Cuánto debe durar una reunión de empresa?

¿Cuánto tiempo se pierde en las reuniones de las empresas hablando mucho sin decir nada?. Un refrán español dice sabiamente que del dicho al hecho hay un trecho . Las reuniones tienen que ser breves, concisas, con un lenguaje adaptado a los interlocutores y sujetas a un estricto orden del día. Si bien las reuniones de trabajo son de vital importancia para cualquier empresa, una excesiva duración puede distraer la atención de los asistentes y acabar siendo contraproducentes. Así como es un don de los hombres de gran talento decir muchas cosas en pocas palabras, es por desgracia en los sujetos de pocos alcances hablar mucho para no decir nada. Moliére (1622 – 1673), fue un dramaturgo, humorista y actor francés. Una queja recurrente de muchos directivos, es relativa a las reuniones de las empresas, ya que las consideran excesivamente largas , improductivas y aburridas. Es importante pues tener claro, que las reuniones no son un problema, sino la forma en la que