Ir al contenido principal

CONTABILIZACIÓN DE LOS GASTOS DE DEVOLUCIÓN DE EFECTOS

En las devoluciones de efectos descontados el banco cobra una elevada comisión que puede suponer en torno a un 6% del nominal. En el caso de que estos hayan sido remesados por norma 58 (Anticipos de créditos), el banco en el recibo añade a estos gastos el IVA.Independientemente de que cobremos luego todos los gastos de devolución al cliente, debemos contabilizar estos recibos bancarios como facturas dando de alta como proveedor de servicios al banco. La correcta contabilización de estos recibos como facturas y su correspondiente deducción del IVA, puede suponer, y mas en un entorno de morosidad elevada, una cantidad importante de dinero al acabar el año. Además, en el caso que consigamos cobrar la totalidad de los gastos de la devolución, incluso podemos ganar dinero, ya que si no nos exigen factura y nos abonan los gastos de devolución enviando simplemente el resguardo bancario de la devolución, (algo que ocurre en el 75% de los casos), estaríamos teniendo un ingreso extraordinario por el importe del IVA.

Por otra parte si la empresa que nos ha devuelto el efecto nos pide factura, debemos emitirla sin IVA, ya que esta es una de las excepciones del IVA y lo lógico será que la base imponible coincida con la del recibo bancario. Si cobramos un mayor importe del que nos factura el banco, estos importes a mayores se pueden considerar como una gestión de cobro y en este caso, por estos importes a mayores ya deberíamos incluir IVA.

Los gastos que el Banco carga por la devolución de un efecto se contabilizan en la cuenta 626 Servicios bancarios y similares, aunque una vez contabilizado el recibo bancario, podemos trasladar los gastos de dicha devolución a la cuenta del cliente para tener un mayor control informativo sobre la deuda de este. En el caso de que no esperemos cobrar dichos gastos de devolución será mejor dejarlos en la cuenta de gasto (626) para por lo menos deducir dicho gasto.

Comentarios

Rubén ha dicho que…
Muchas gracias por el artículo, me ha sido de gran ayuda

Entradas populares de este blog

Modelo de carta liberatoria del acreedor a efectos de baja del fichero de morosos del RAI

FECHA




(NOMBRE DEL ADMINISTRADOR EMPRESA ACRREDORA), con DNI:..................................., como administrador de la empresa..............................................., con C.I.F.:.............................., con domicilio social en........................................



CERTIFICA:



Que (NOMBRE DE LA EMPRESA ACREEDORA), ha recibido de la empresa (NOMBRE DE LA EMPRESA DEUDORA), con CIF: ....................., el importe de ..............euros correspondientes al pagaré número ...................por importe de ..................... y con vencimiento ................. más los gastos de devolución.



Y para que así conste, lo firma,



MODELO DE CONTRATO DE PRÉSTAMO MERCANTIL EN LAS OPERACIONES VINCULADAS

En _____, a __ de _______ de 20__


REUNIDOS
De una parte, D. ______________________, mayor de edad, de nacionalidad española, con D.N.I número _____________  y domicilio en _____________________ _________________________, en calidad de_____________ y actuando en su propio nombre y representación de la sociedad __________________, con C.I.F. nº __________ y con domicilio a efectos de notificaciones en _____________ ____________________________, constituida por tiempo indefinido en escritura otorgada por el  Notario__________________________________________________. En adelante, en el presente contrato esta parte será también denominada como “Prestamista”.
Por otra parte, D. ______________________, mayor de edad, de nacionalidad española, con D.N.I número _____________  y domicilio en _____________________ _________________________, en calidad de_____________ y actuando en su propio nombre y representación de la sociedad __________________, con C.I.F. nº __________ y con domicilio a efecto…

PLAZOS PARA LA DEVOLUCIÓN DE RECIBOS O ADEUDOS DOMICILIADOS SEGÚN LA LEY 16/2009 Y LA INSTRUCCIÓN SNCE/A/05/853

Con la entrada en vigor el 4 de diciembre de la Ley 16/2009, de 13 de noviembre, de servicios de pago, se regula expresamente en la misma el derecho de los clientes a devolver los recibos con domiciliación bancaria o adeudos domiciliados, cobrando especial importancia la autorización expresa para emitir giros derivados de las facturas generadas. Con la nueva Ley se distinguen dos plazos para dar la orden de devolución, que se aplican en función de si el cargo en cuenta estaba o no previamente autorizado.
Para considerar autorizada una operación de pago será necesario acreditar el consentimiento previo para su ejecución, lo cual conseguiremos mediante un escrito en el que confirmaremos la cuenta bancaria y solicitaremos expresamente el permiso para emitir contra dicha cuenta los giros generados como consecuencia de la relación comercial entre las compañías. Este consentimiento puede ser retirado salvo que la orden de pago emitida sea ya irrevocable, de conformidad con el art.37 de la Le…